miércoles, 5 de octubre de 2016

El creador del Wall-E boliviano, esta en Washington

Es el primer compatriota en ser invitado a
"Ideas para mejorar vidas” (Demand Solutions en inglés),
 evento global que se desarrolla en Washington, 
Esteban Quispe (18), el creador del Wall-E boliviano, es el primer compatriota en ser invitado a "Ideas para mejorar vidas” (Demand Solutions en inglés), evento global que se desarrolla en Washington, que es organizado por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y que reúne a algunas de las mentes más creativas del mundo para discutir y compartir soluciones innovadoras para los retos del desarrollo.


"El ser el primer boliviano en esta conferencia es algo maravilloso para mí, estoy muy agradecido y me impulsa a seguir adelante. Yo quiero ayudar a más personas de nuestro país, en temas de agricultura y tecnología”, sostuvo Quispe en contacto con ANF desde Washington, donde fue invitado por el BID en representación del país.

Demand Solutions es un evento que el BID organiza desde 2013 y tiene por objeto reunir a las mentes más innovadoras del mundo y a los emprendedores más prometedores de las industrias creativas de la región. El grupo selecto de invitados, durante los próximos días en la sede del BID, presentará sus ideas sobre cómo mejorar vidas.

Entre esas mentes se encuentra la del creador del Wall-E boliviano, más conocido como el "genio de Patacamaya”, ya que es oriundo de ese municipio rural del altiplano boliviano.

"Wally es el número 20 de mis inventos, actualmente existen 22". De esa manera recordó que su primer invento fue realizado con ayuda de su padre, se trataba de un automóvil que tenía luces, gracias a la conexión de un interruptor portátil. Inventó este artefacto porque, según contó, nunca tuvo dinero para comparar un carrito de juguete.

"Luego fui viendo las necesidades de mi padre y de mi madre, para poder colaborarlos en la agricultura y otras cosas, por eso fueron naciendo mis inventos”, relató.

Pero el robot Wall-E, similar al personaje de Disney del mismo nombre, es uno de sus inventos más queridos, como él dice entre risas. "Todos lo quieren al Wall-E”, el robot es capaz de desplazarse, evitar obstáculos y mover los brazos, cuenta.

La creatividad del joven no ha tenido más límites que los económicos, pero él ha sabido sacar adelante sus iniciativas con material reciclable y todo lo que encontró en su camino.

"En el colegio no se me ha colaborado, ha sido algo empírico, para la educación en Bolivia hace mucha falta que se incentive en la investigación, en todas las áreas”, agregó Quispe, quien gracias a su talento, ha sido becado en la Universidad Católica Boliviana (UCB) para estudiar la carrera de ingeniería mecatrónica. A sus 18 años de edad ya cursa el segundo semestre.

Pero no solo eso, este inventor aymara y de padres agricultores del altiplano boliviano, con recursos propios visita municipios rurales para dar charlas a estudiantes de secundaria y primaria. "He estado dando charlas en áreas rurales, con el poco dinero que tenía, tratar de compartir el conocimiento", cuenta.

El joven boliviano tiene muchos proyectos, pero el dinero sigue siendo un obstáculo para hacerlos realidad, pese a ello tiene planeado crear el "Premio Esteban”, el mismo que por el momento cuenta con Bs 1.000 de fondos, recaudados en las charlas que Quispe ha estado dando.

"El 'Premio Esteban' va a ayudar a descubrir más jóvenes y niños que tienen capacidad en la ciencia y la tecnología. En noviembre estoy lanzando el premio, que es parte de la Fundación que voy a crear, 'Fundación Ciencia Tecnológica Indígena´ y ahora estoy buscando financiamiento y en caso que no se consiga, se va a llevar adelante con casi mil dólares que tengo ahorrados”, comentó.


Quispe arribó a la capital norteamericana el pasado 2 de octubre y fue recibido por el representante de Bolivia ante el BID, Hernando Larrazabal.


Texto y foto: Pagina Siete Internet