miércoles, 30 de octubre de 2013

El Guajojo


En lo prieto de la selva y cuando la noche ha cerrado del todo, suele oírse de repente un sonido de larga como ondulante inflexión, agudo, vibrante, estremecedor. Se diría un llanto, o más bien un gemido prolongado, que eleva el tono y la intensidad y se va apagando lentamente como se apaga la vibración de una cuerda.

Oírle empavorece y sobrecoge el ánimo, predisponiéndole al ondular de lúgubres pensamientos y al discurrir de ideas taciturnas. Se dice que han habido personas que quedaron con la razón en mengua y punto menos que extraviadas.

Se sabe que quien emite ese canto es un ave solitaria a la que nombran de guajojó por supuestos motivos de onomatopeya. Son pocos los que la han visto, y esos pocos no aciertan a dar razones de cómo es y en donde anida. Refieren, eso sí, la leyenda que corre acerca de ella y data de tiempo antaños.
Cuenta la leyenda, que hace algunos siglos en una antigua tribu de la Chiquitanía, existía una hermosa joven: hija del cacique de la tribu y esta muchacha se enamoro de un joven de un estatus menor que de ella, pero el amor pudo más que las clases sociales y ambos se venían a ocultas para demostrarse su amor.





Cierto día, el padre de la joven se entero de la aventura romántica de su hija y decidió ponerle fin, por medio de engaños llevo al novio de su hija a la selva y cuando estuvieron muy adentrados en la selva, el cruel cacique asesino al joven. 

Tras de experimentar la prolongada ausencia del amado, la joven cayó en las sospechas y fue en su búsqueda selva adentro. Al volver a casa con la dolorosa evidencia, increpó al padre entre sollozo y sollozo, amenazándole con dar aviso a la gente del pueblo sobre lo cometido.

El viejo hechicero la transformó al instante en ave nocturna, para que nadie supiera de lo ocurrido. Pero la voz de la infortunada pasó a la garganta del ave, y a través de ésta siguió en el inacabable lamento por la muerte del amado.

Tal es lo que referían los comarcanos sobre el origen del guajojó y su flébil canto de las noches selváticas.

Texto: Leyendas orientales -Santa Cruz

domingo, 1 de septiembre de 2013

Curando los males del TIPNIS

Comparte su trabajo con los médicos indígenas tradicionalesdel TIPNIS (Territorio Indígena y Parque Nacional Isiboro Sécure). “Yo soy elenfermero del TIPNIS”, nos dice en plena Cumbre cuando nos contactamos porprimera vez, un poco más arriba de Pongo, donde pernoctó un día antes lacolumna de marchistas que se dirigía a la ciudad de La Paz. Él vino curando lasheridas de los caminantes, en la avanzada de la octava marcha indígena quellegó a la sede del Gobierno. Su nombre es Germán Linares Roca.

Su jurisdicción está compuestapor siete comunidades: Nueva Vida, Loma Alta, San Pablo, Santa Clara, Carterí,Trinidadcito y Patrocinio (municipio de Moxos). “¿En qué comunidad indígenatrabaja?”, le preguntamos, y contesta con recelo: “Mi puesto de salud está en Trinidadcito,que cuenta con 54 familias, y desde ahí tengo que desplazarme a las demáslocalidades para hacer mi trabajo de enfermería”.
Luego de un momento, se suelta ante la grabadora y la cámarade MIRADAS. Sin medios de transporte, Linares se vio en la necesidad de usar subicicleta con la finalidad de cumplir su trabajo de la mejor forma posible yllegar a tiempo a las comunidades donde atiende a menores de cinco años. “Tengoque ir caminando porque solamente tengo una bicicleta deteriorada (por los añosde uso) y la comunidad más cercana está a (una) hora y media en bicicleta; ados horas más está otra comunidad (Todo Santos), donde hay como cinco familias,y después (están) Carterí y Patrocinio (a las que se puede acceder portierra)”, asegura.       
Si bien caminar no es tan difícil para él, hay lugares dondetiene que usar otro tipo de transporte, en especial en comunidades adonde sólollegan balsas, canoas y botes con motor fuera de borda. Y ello bajo la amenazade un caudal grande en tiempos de lluvia. “Tengo que ir en canoa a Santa Clara,San Pablo, Loma Alta y Nueva Vida (…)”, comenta. Mientras los ojos de esteenfermero apasionado del TIPNIS se llenan de lágrimas, al recordar la travesíaque le tocó hacer para cumplir su trabajo, ayudando a los comunarios, pidedisculpas por no contener su emoción. Se le ve algo cansado, quizá agitado, yno es para menos, estamos sentados a 4.670 de altura, en plena Cumbre.

LOS MALES DEL TIPNIS. ¿Pero de qué se enferman loshabitantes del TIPNIS? “De enfermedades de la selva y de resfríos. Lo que se vemás frecuentemente son las IRA (infecciones respiratorias agudas) y EDA(enfermedades diarreicas agudas). Éstas son las más frecuentes en esta gente.Después hay otras no frecuentes”. ¿Leishmaniasis?, ¿malaria?, ¿fiebre amarilla?“Existe muy poco, gracias a Dios. Creo que hay (en otros lugares). Esperemosque no lleguen (al TIPNIS)”.
A Linares le preocupan los escasos recursos que llegan delSUMI (Seguro Universal Materno Infantil). Las poblaciones son de difícilacceso. Se tarda casi 30 horas en llegar en canoa con motor fuera de borda (y24 horas en regresar). ¿Cómo haces con los gastos de transporte? “Yo tengo quegastar de mi sueldo para trasladarme de un punto a otro, y cada tres mesespresento un informe para hacer las gestiones de medicamentos y llevarlos a lascomunidades”.
¿Recibes ayuda del Estado? “No tengo ayuda, solamente elSUMI. Son medicamentos para menores de cinco años. No hay otros medicamentos(para enfermos adultos)”.
¿Cuál fue la enfermedad más complicada que atendió?  “Las neumonías (…) hacen que se traslade (aniños) a Trinidad. La inexperiencia con los medicamentos de parte de lospadres  indígenas hace más complicado (eltrabajo). A veces ya no quiero volver al lugar (…)”, dice Linares. Tose confrecuencia y tiene complicaciones con la altura, incluso para responder.
Germán recuerda que en una oportunidad dejó todos losmedicamentos para su tratamiento a los padres de un niño enfermo de resfrío,pero cuando volvió después de dos días para la evaluación, los fármacos estabanintactos y el chico tenía neumonía. Ayudó con la contratación de un bote parael traslado del enfermo hasta un hospital de Trinidad.

El enfermero también ayuda en cuestión de partos, aunque lasmujeres prefieren una partera del lugar, ya que tiene más confianza en ella.Él, muchas veces, sólo tiene que colaborar con la mirada. Según su relato, fuetestigo de curaciones con plantas medicinales del lugar, además de laimplementación del trabajo con “médicos que conocen la medicina tradicional,que en muchos casos tiene más aceptación”.
Sólo recibe la ayuda de algunos comunarios que lo acompañanen las largas caminatas, que se tornan peligrosas porque el tigre y las víborasacechan a cada paso en las sendas, sobre todo “por las noches”, añade.
Para finalizar, pide la atención de las autoridades,especialmente las de salud, para los puestos de atención muy lejanos,dotándoles de medios de transporte (bote y motor, bicicletas nuevas,motocicletas) y medicamentos. Por la distancia, se triplica el esfuerzo y eltrabajo, según este enfermero que vive y comparte las enfermedades de losindígenas en el lugar más olvidado de la selva boliviana: el TIPNIS.

Texto y foto: MIRADAS




lunes, 19 de agosto de 2013

PATRIMONIO VIVIENTE; Carmelo Flores Laura tiene 123 años

Vive en los Andes y se alimenta de lo que él mismo cultiva.
Vive en una choza de adobe con techo de paja y piso de tierra, como casi ya no existe en el altiplano, bebe agua que baja de la cordillera. Hace tres años tiene electricidad y letrina, aunque él está habituado a usar el descampado. Algunas veces se cocina en un fogón, que atiza con paja brava, y en ollas de barro. El anciano vive en la comunidad de Frasquia, en la provincia Omasuyos, en el altiplano boliviano. Así lo constató una delegación de la gobernación del departamento de La Paz, donde reside Flores, que difundió fotografías de su partida de nacimiento y su cédula de identidad que muestran que nació el 16 de julio de 1890. Ademas lo declarará -el próximo 26 de agosto, Día del Adulto Mayor en Bolivia, como Patrimonio Viviente de la Humanidad, por ser considerado el hombre más viejo del mundo.

Si los datos del registro civil son correctos, Flores nació el 16 de julio de 1890, el único inconveniente es que antes de 1940 en Bolivia no existían certificados de nacimiento y los recién nacidos eran registrados las cercanas iglesias católicas. Según el Libro Guinness de Récords, la persona viva más vieja del mundo es la japonesa Misao Okawa, de 115 años, mientras que la persona más longeva de la historia fue la francesa Jeanne Calment, que murió en 1997 a los 122 años y 164 días. En cuanto a su descendencia Flores, es de origen aymara, tuvo tres hijos, pero solo uno de ellos vive; tiene 16 nietos y 39 bisnietos. Ha confesado que no bebe alcohol, pese a que lo consumía cuando era joven.
Bolivia, tiene al hombre mas longevo del mundo.

“Estoy andando así nomás, solito ando con los animales (por el cerro). No comía ni fideo, ni arroz, sólo cebada; cultivaba papa, habas… ahora hay todo para comer”, dijo Flores a la AP. A veces siente dolor de cabeza y estómago, sobre todo cuando come fideos, y recuerda haber consultado un médico en su juventud.

Piensa que el kerosene es lo más moderno que hay para cocinar, pese a que ya no se usa como combustible doméstico. En su juventud se alimentaba de carne de zorro que cazaba, ahora casi desaparecido, y dice que le gusta la carne de cerdo. Todavía lamenta la muerte de su esposa hace más de 10 años.El registro biométrico del padrón nacional dice que Flores nació el 16 de julio de 1890 y que es analfabeto. No habla español, sólo aymara, pero su voz es firme. Es menudo y no usa lentes.

“Un poco oscuro veo, antes tenía buena vista pero te veo caminando”, dice a reporteros de la AP. Escucha poco, hay que hablarle al oído, no tiene dientes pero mastica con las encías todo el tiempo hojas secas de coca, como todos los indígenas de la región, para despejar el cansancio y aguantar el hambre.

“Tenía ovejas y comía eso, antes no había kerosene, sólo con la grasa de cordero cocinaba… debo tener cien años o más”, indica Flores.

Aunque de acuerdo con InfoBAE, Flores tuvo tres hijos, de los cuales sólo vive el menor Cecilio, de 67 años; tiene 40 nietos y 19 bisnietos, la familia está dispersa, según declaraciones de Edwin Flores, el nieto de Carmelo, quien tiene 27 años, es albañil y agricultor y es el único que vive con el anciano.Edwin dice que su abuelo participó en la guerra Chaco de 1933 contra Paraguay, pero el hombre apenas lo recuerda. También cuenta que su abuelo, que creció en una sociedad semi-feudal, trabajó para el hacendado que poseía Frasquia hasta 1952, cuando el Estado aprobó la reforma agraria, y repartió la tierra a los campesinos que trabajaban en ella.

Texto y foto:

jueves, 25 de abril de 2013

PACTO POR LA PAZ, Reuniones Sectoriales avanzan satisfactoriamente con todos los actores sociales

Ya son más  mil representantes de Organizaciones Sociales e Instituciones del Departamento  que participan en la segunda fase del  dialogo Departamental  “Pacto Por La Paz” y se espera que la tercera fase, se realice actas de concertación de las conclusiones.

El Gobernador de La Paz, Cesar Cocarico, informó que ya son más de mil representantes de las Organizaciones Sociales e Instituciones del departamento que participan y trabajan en la segunda  fase del dialogo Departamental “Pacto por La Paz”.

“Esta segunda fase busca que todas las organizaciones sociales e instituciones del departamento propongan un Plan de Desarrollo Integral productivo del Departamento con visión al 2025 y una estrategia departamental de desarrollo”, manifestó Cocarico.

La autoridad sostuvo que existe una participación plena, activa y articulada de los diferentes actores sociales y se espera que para la tercera fase se realicen Actas de concertación y responsabilidad compartida  con las conclusiones.

“También se espera que exista compromisos adquiridos en cada mesa de diálogo y que los acuerdos y consensos, debidamente firmados,  generen la corresponsabilidad compartida  para su respeto e implementación. Además que se genere estrategias establecidas para reducir la pobreza y el crecimiento económico del departamento”, señalo.

La autoridad recordó que “El Pacto por La Paz”, busca consensos y acuerdos en dirección de un nuevo horizonte que reconstituya el papel central de La Paz en el contexto nacional e internacional.
Asimismo, aseveró que los sectores están planteando propuestas en esta segunda fase y que de esta etapa  saldrán los delegados para el dialogo en mesas que está programado para el mes de mayo, puntualizó la autoridad.

La Primera Autoridad Departamental, explicó que hasta la fecha ya se reunió con Asambleístas Nacionales (Diputados-Senadores de La Paz), Asambleístas Departamentales, sector Indígena Originario (URUS, IRIHUITOS, Kallahuayas y Mollos), Minería  Turismo y Cultura, Salud, Educación, Productores del Valle y Altiplano (CIOPEC, AOPEC, ADEPCA, QUINUEROS, LECHEROS, REGANTES, PESCADORES, CAMARA DEPARTAMENTAL AGROPECUARIA y otros), 

Encuentro regional-ciudad de La Paz (FEJUVE, Gremios, Mercado, Jubilados, COD, Comité Cívico Pro La Paz, Plane, Juana Azurduy), Productores Yungas (COFECAY, Interculturales, ADEPCOCA, Cafetaleros, CEIBO).

Próximamente se tiene previstas varias reuniones con diferentes actores: Encuentro regional-ciudad de el Alto (FEJUVE, gremios, transporte, mercados, COR, PLANE, Juana Azurduy), Federación Túpac Katari, Indígenas Originario (CEPILAP, Mosetenes,Tacanas), Mediana, Pequeña y Micro Industria (PyMES), madera, cuero, textil y metal mecánica), Afro Bolivianos, Gran industria (Empresarios Privados), Transporte, Colegio de Profesionales, Universidades, Instituciones Públicas, Ministerios y Unidades y Federación Bartolina Sisa.

“Con las reuniones que se sostengan con estas instituciones se concluiría la segunda fase, para ingresar a la fase final que son las Mesas Técnicas de Trabajo”,  finalizó la autoridad.

Texto y foto: Richard Ilimuri/MRV/Dirección de Comunicación

Festival Internacional de Pesca en Villamontes

Fotos: festival del Pacú Internet.
El festival comenzó (el 19 de Mayo) del año 1987 por iniciativa de varias instituciones y personalidades locales que buscaban promocionar el turismo en Villamontes y posicionar la benemérita ciudad a nivel nacional.

Tiene muchos atractivos para hacer turismo, pocas ideas creativas y nada de voluntad de trabajo de parte de las autoridades. Muchos políticos apoyaron la decisión y muchos de ellos asistían a los festivales gente de poder muy reconocidos. “Yo era un niño pero recuerdo muy bien esas noches frías, junto a mi madre y hermana disfrutábamos de un espectáculo de primer nivel”, Nos dice: Esteba Farfán Romero, es periodista, analista político y docente, en su natal Yacuiba.
“En esos años arribaba mucho sábalo por el Rio Pilcomayo y los cardúmenes movían la economía, todos se beneficiaban de forma directa. Y esperaban con ansias e impaciencia la llegada de los visitantes que traían bienestar a todos. Eran otros tiempos, tiempos idos, tiempos perdidos y también abusados”.
¿PLANIFICACIÓN? El festival sufrió una serie de interrupciones por la falta de organización, la improvisación ha hecho insostenible la realización consecutiva de dicha actividad que originalmente no solo se reducía al festival nochero, sino al concurso de pesca del escurridizo dorado, surubí, bagre, palometa, e incluso bogas. Argentinos, paraguayos, tarijeños, cruceños participaban del reñido concurso. Una verdadera fiesta “día y noche”.
¿EJEMPLOS? !CUAL¡ La pesca no tuvo la suerte del Festifron (de Yacuiba) que cuenta con Ley 3088, y 40 mil dólares para su realización, además se realiza con apoyos particulares comandados por el Gobierno Municipal. “Pero la improvisación de nuestras autoridades una vez más a hecho inconsecuente su realización. Desde 1987, nunca se ha realizado de manera consecutiva por la falta de una estructura despolitizada y autónoma que se ocupe de la organización con suficiente tiempo con objetivos claros”.

Desde que ha tenido el financiamiento, el FESTIFRON solo sirve también para que unos cuantos vivos se embolsillen los recursos, presentando descaradamente “pérdidas” o haciendo perder computadoras en la que estaban supuestamente los informes contables. Otros desaparecieron con los recursos y todo quedo en la impunidad. Así como el Festifron, el Festipesca estuvo supeditado a voluntades de autoridades políticas de turno, lo que ha hecho que estos eventos se reduzcan únicamente a espectáculos, ubicando en lugar secundario otras dinámicas muy importantes del turismo y movimientos económicos. No hay programas culturales, deportivos o de esparcimiento, etc. “Deberíamos aprender de la Expocruz de Santa Cruz, del Festival de Cosquín de la Argentina, de Viña del Mar en Chile. Muchas veces he sugerido la creación de gerencias para estos eventos y apenas concluido el evento se comience con la organización para el próximo año, soterrando la improvisación. Y este, aprenda de las experiencias de otros, succionando las rutinas de los que llevan organizando muchas versiones”.


¿Los gobiernos municipales? No tienen programas de turismo serios, en el que los diversos sectores privados participen de forma activa, haciéndose cargo de dichos eventos con el tiempo. Este tipo de actividades no solo debe beneficiar a los artistas, sino mover/promover la economía local por medio de políticas públicas organizadas. Apunta.


Estos eventos no deben servir para el consumo desmedido de bebidas alcohólicas en los recitales, en las carpas y calles. Se confunde el espectáculo cultural con una promoción descarada de alcoholismo. Da la impresión que a las autoridades solo les interesa el fulgor del espectáculo, la publicidad de artistas que les permite mostrarse/exponerse. Los espectáculos artísticos deben ser con un complemento a otras actividades importantes que beneficien a sectores estratégicos de influencia positiva. “Pero aquí es al revés”, enfatiza, otras actividades económicas muy importantes hacen de relleno del programa. Cuando los turistas visitan Yacuiba y Villamontes, no tienen opciones para consumir su tiempo de visita por lo que se pierden oportunidades valiosas que deberían ser aprovechadas muy bien con un poquito de creatividad. Pues nuestras autoridades solo piensan en el rédito que les reporta aparecer a lado del Chaqueño Palavecino, Américo, los Kjarkas, etc. Algunos se animan a hacer el ridículo cantando desafinado. Añade Farfán.

Texto: Richard Ilimuri

Twitter: @EstebanFarfanR

sábado, 13 de abril de 2013

LECOS DE APOLO APUESTAN POR EL CAFÉ, y van por el turismo comunitario



 
 Proyecto "Café Madidi"

Arranco el 2004 con un convenio entre el SERNAP, la Asociación de Productores de Café Apolo (APCA) y la Federación de Cafetaleros Exportadores de Bolivia (FECAFEB) con el apoyo financiero del proyecto de Biodiversidad y Áreas Protegidas (BIAP) de la Cooperación Alemana. Cerca de 500 mil dólares fueron invertidos en el proyecto "Café Madidi", que permitiría demostrar la posibilidad de realizar una producción sostenible y adecuada de café de calidad en un área protegida, y que la misma puede fortalecer y mejorar las condiciones de vida de la población leco de Apolo y apoyar la conservación del Parque, nueve anos después el proyecto empieza a dar los primeros “frutos”.

 
El presidente de la Asociación de Productores de Café de Apolo, Gonzalo Mullisaca Lipa,  manifiesta que vieron por conveniente organizarse entre todos los productores cafetaleros, logrando con este proyecto 10 mil dólares como fondo rotatorio para el acopio de café, rompiendo la dependencia de los intermediarios, actualmente el fondo rotatorio subió a 20 mil.

Café Madidi nace en los años pasados en base a capacitación, “por el precio más que todo, pues no pagaban un precio justo (por el café), como para que las familias productoras vivan, de esa forma nace la Asociación de Productores de Café Apolo. Y con el transcurso del tiempo logramos  vender a un buen precio nuestro café. Así el comprador  y vendedor  tengamos buenas ganancias. Somos 18 asociaciones comunales asentados en (78) diferentes comunidades, pensando en adelante incrementar la siembra de café para tener más ingresos coordinando con personas responsables. Cada Asociación (anualmente) se actualiza en base a talleres de capacitación con un responsable de planta, promotor, inspector y catador, donde también se comparte experiencias y conocimientos adquiridos. Cuando entramos en la etapa de cosecha, el productor tiene que saber cosechar granos seleccionados para que su café tenga buenas características (las pepitas más maduras) y esto lleva  a que en un día solo haga una pequeña porción  posteriormente esto se despulpa (pelado) al otro día se controla la fermentación del mucilago (cutícula), se lava y el secado dura hasta siete días en tarimas seleccionados exclusivamente para el café. Mucho tiene que ver también con el comportamiento del clima, se evita olores fuertes (la persona que remueve en el proceso de secado no usa perfume, se evita el ajo, la mandarina o naranja) ya que el café absorbe y la esencia se pierde. Si no cumple con todo lo recomendado el café se echa a perder  y ya no sirve entonces el productor  pierde su producción y solo le sirve para su consumo de el mismo”,  señala el también productor de café.

HISTORIA. Hace muchos años atrás, el café de Apolo se vendía a precio de “gallina muerta” (60 bolivianos el quintal) recuerda Mullisaca, “algunos productores los intercambiaban con sardinas, sal, y otros (productos de consumo). En ese tiempo el rescatista del café ponía el precio. Entonces nació la idea de hacer un seguimiento a los compradores hasta La Paz y vimos que hacían un buen negocio ,  vendían a buen precio, en ese sentido pensamos que aglutinando a todos en una asociación juntaríamos un volumen de café y sacarlo hasta la ciudad de La Paz y venderlo a un buen precio. En la actualidad el precio del café esta en 600 hasta 800 bolivianos en el mercado de La Paz”.
 
"Ahora estamos trabajando organizados y gracias al Parque hemos podido lograr este proyecto, en Apolo existen 78 comunidades que necesitan apoyo y necesitan trabajar organizados, para tener mejor calidad de vida. Además la siembra del café es mucho sacrificio ya que primero se prepara el terreno (una hectárea de chaqueo), se quema en los meses de noviembre, posteriormente se siembra el plantin (tarda cuatro anos el crecimiento), entonces se cosecha las mejores semillas, después empieza el despulpado, eso es muchas horas de trabajo aparte que de una hectárea solo sacan de seis a ocho quintales nada más”, señaló Mullisaca.

Según su presidente, “APCA acopia entre seiscientos sacos hasta setecientos (quintales anualmente), esto se entrega al comprador, en la ciudad de La Paz solo como materia prima. Estamos trabajando para la exportación al mercado internacional del café Madidi, porque nuestro café supero al café Caranavi esto de acuerdo con catadores internacionales estamos en el primer lugar en café. Ya que competimos el 2009 con todos los cafés de Bolivia y sacamos el primer lugar. Estamos en el proceso de la certificación (BIOLATINA, Lima Perú) y de acuerdo a la certificación sube también el precio”, sostuvo Mullisaca.
 
TURISMO.   “Estamos con un sueño, un proyecto para el agroturismo, para traer turistas en base a nuestro café, además que contamos con el Parque Madidi, un parque muy querido. Y agradezco a la revista para hacer llegar una invitación a todo el mundo para que se venga hasta el Municipio de Apolo en la Provincia Franz Tamayo departamento de La Paz y conozcan el café Madidi, las parcelas donde producimos y otros atractivos que tiene este municipio y consuman nuestro producto de alta calidad. Tenemos el medio ambiente más limpio de Bolivia” finaliza Mullisaca.


Texto y foto: Richard Ilimuri