martes, 7 de febrero de 2012

LOS PACAHUARAS EN PELIGRO DE EXTINCIÓN

Bose Yacu
Los datos no son precisos, pero abren la posibilidad de que la etnia pacahuara (o pacawara), una de las 36 reconocidas en el artículo 5 de la Constitución Política del Estado por poseer lengua propia, esté en peligro de extinción, debido a que un juzgado en Pando declaró su existencia como ilegal, lo que implica que no tiene derecho a vivir en sus tierras ancestrales.
Una denuncia publicada originalmente en el periódico El sol de Pando señala que intereses madereros están detrás de la sorprendente decisión de la Sala Civil de Cobija, que el 2009 resolvió que los pacahuara carecen de “reconocimiento prefectural como OTB”, por lo que no tienen derecho a su territorio, hoy ocupado por una empresa maderera.
Al respecto, el representante de dicha empresa afirmó en su descargo que no sólo no es evidente que en la extensa zona que le fue concedida, habiten los miembros de esta tribu nómada, sino que detrás de ella están los intereses de loteadores que quieren para sí las fértiles tierras boscosas.
Por su parte, las autoridades del Estado no han logrado mostrar una postura clara, pues el propio Viceministro de Tierras afirmó que la decisión de la justicia pandina es irregular y que efectivamente hay loteadores detrás del presunto interés de proteger los derechos del grupo indígena.
Uno de los miembros de esta tribu
Pero el problema no sólo está en los intereses de quienes pretenden aprovechar la riqueza maderera de la zona, sino que el pueblo pacahuara está compuesto actualmente por apenas cinco familias, cuya reproducción está amenazada por la supuesta decisión de sus mujeres de ya no tener más hijos.
Se trata, pues, de una dramática situación en la que confluyen por un lado la dificultad de brindar protección efectiva a los miembros de esa tribu por su condición de 'no contactados', y por el otro, la avidez de empresarios y loteadores que es favorecida por decisiones estrictamente burocráticas de los administradores de justicia, que se muestran incapaces de comprender que un pueblo de esta naturaleza difícilmente efectuará los trámites necesarios para cumplir con lo dispuesto en normas que les son por completo ajenas.
No es la primera vez que la existencia de un pueblo nómada se pone en riesgo en el país, pues hace pocos años una investigación de la Defensoría del Pueblo y el Ministerio de Justicia reveló la precaria situación del pueblo yuqui, cuyas tierras también son apetecidas por traficantes de madera y campesinos colonizadores, y que por diversos factores, que incluyen la indolencia estatal, también corre el riesgo de desaparecer.
Corresponde, pues, que las autoridades tomen el caso con la seriedad que amerita, pues el no encontrar soluciones viables para proteger los derechos del pueblo pacahuara significará que se están abriendo las puertas a un verdadero etnocidio. 
Texto y foto: Richard Ilimuri

(FUENTE: El Sol de Pando, Internet)

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

comentarios del reportaje