jueves, 1 de septiembre de 2011

Almirante (r) Luis Alberto Aranda Granado

(B.R.) ¿Almirante que espera del tribunal?
Almirante, Luis A. Aranda G.
(L.A.) ―Bueno pese a limitaciones, hemos ejercitado una defensa contra una acusación que no solo es  a nosotros, si no a todas las fuerzas armadas, nos hemos defendido con nuestros sueldos de jubilados pero aun así creemos (en este tribunal) firmemente, con sus propios testigos se ha demostrado que no hubo masacre, hubo enfrentamiento ¡cruento!; y las Fuerzas Armadas actuaron en el marco de la ley, la constitución política del estado, y no tiene absolutamente responsabilidad de los hechos. Todo a sido producto de una revuelta popular donde los grupos sociales que protestaban habían elementos (personas) armados, que usaban dinamita en grandes cantidades, (además) usaban piedras palos y con unos niveles de agresión que nunca antes se habían conocido, yo (Luis Aranda) nunca había visto tanto resentimiento, siempre he dado la razón y creo firmemente que las protestas eran justas, pero yo como  militar en cumplimiento estricto de la constitución política del estado no podía representar a nadie, tenia que dar cumplimiento las instrucciones, que no eran de matar, no eran de disparar; cuando las fuerzas armadas se han visto obligadas a disparar ha sido en defensa propia (…) sin embargo todo esto se ha demostrado en este juicio atravéz de los propios testigos de la acusación; nosotros hemos analizado profundamente a cada uno de ellos (testigos) y han admitido que sí habían elementos con armas de fuego, ellos decían también que se habían disparado contra las fuerzas armadas y contra la misma gente que protestaba; ¿quizá no a propósito? Nosotros como fuerzas armadas sabemos manejar nuestro armamento: Cuando las fuerzas armadas dispararon alguna vez munición letal que fue en “escasas ocasiones”, lo hicieron al aire en direcciones donde no se debería lastimar a ninguna persona, ¿Pero aquellas (personas) que no saben manipular las armas de fuego?, pueden disparar en forma horizontal y causar muertos. Una bala perdida puede causar daño.
― ¿Usaron armas letales?
―Solo en defensa propia solo para evitar la muerte y con disparos al aire en direcciones conocidas donde no se iba a causar daño a la población. La Fuerza Naval prácticamente, gracias a Dios no nos ha tocado enfrentarnos, porque cuando había un posible enfrentamiento (…) nuestras unidades no eran mas de cincuenta o sesenta efectivos y los que venían al frente (los que)protestaban eran tres mil y cuatro mil, en algunos casos, la policía menciona “seis mil personas protestaban con armas”, con piedras, palos, con dinamita, en ese caso nuestros comandantes con criterio optaban siempre por replegarse, “en la única oportunidad que tuvimos”, (los militares)se retiraron del área de rio seco y se fueron a refugiar para salvar su vida a la fuerza aérea, en el aeropuerto internacional de la paz.
¿Si los policías no fueron rebasados en su accionar, por que los militares salieron a las calles hubo una instrucción escrita, verbal del presidente?
―Para comenzar los policías no necesitaban ser rebasados, la ley es claro dice (…) cuando la policía es insuficiente el presidente puede ordenar el empleo de las fuerzas armadas en tareas de pasificación, control, limpieza de caminos, carreteras; En realidad la Fuerza Naval hizo eso, limpiamos las carretas (con) piedras palos, por lo tanto ustedes se darán cuenta al analizar las declaraciones del propio comandante (ex comandante)de la policía cuando dijo que la policía tubo que retirarse por que no podía enfrentarse a la turba, que eran demasiados, muchos de esos elementos que no son parte de los grupos sociales, elementos extremistas, marcaban las casas del policía con una equis (X en la pared o muro) para amenazarlo a sus familias y los policías se retiraron. Cuando se haga la justificación, las sentencias van a escuchar los informes policiales donde decían que no iban a salir, y no salieron más. Por que tenían miedo, por que lamentablemente son pocos en primer lugar, son totalmente insuficientes además la amenaza de dinamita (…) es un arma de fuego, la amenaza de esos armamentos caseros que se construyeron y las mostraron a la prensa  son armas de fuego que causan la muerte y por supuesto el empleo de armamento letal con fusiles máuser como han visto ustedes en las fotografías que se ha presentado como pruebas. Eso realmente implica y justifica plenamente la insuficiencia de la policía, si Fuerzas Armadas no salía que ¡¿hubiera pasado?! la violencia era tan grande, que la cuidad de La Paz fue cercado no dejaban salir ni entrar alimentos, combustible, sobre todo gas para cocina, no tenían alimento, en ese sentido yo considero que estamos demostrando que bloquear (también) es un atentado contra los derechos fundamentales de las personas, un acto violento que impide que las personas trabajen vivan y se alimenten, (…) no tener energía combustible, son atentados de lesa humanidad. Mi mensaje para todo el pueblo de Bolivia, para todas las personas que han venido acá sacrificándose,  para asistir a este juicio, a esas personas civiles enseñarles de que no deben bloquear, porque es un atentado contra los derechos humanos.
― ¿Que esperan ahora de la determinación del tribunal, la acusación particular, el ministerio público a pedido 25 años de cárcel para ustedes?
―Miren, está en su derecho pedir los años que ellos quieran, pero deben probarlo y deben demostrar porque están pidiendo, nosotros tenemos la firme convicción de que ellos no lo han demostrado; Para comenzar hemos demostrado atravéz de sus propios testigos que había gente armada, por lo tanto no se puede hablar de una masacre ¡No hubo! Si la acusación en su intolerancia niega la verdad, niega la evidencia no es para nosotros óbice (obstáculo) nosotros simplemente esperamos que sea el tribunal quien en definitiva decir, yo tengo la firme convicción de que somos inocentes y así va a ser reconocidos según la ley.
¿Usted se encuentra tranquilo, o existe presión?
―Estoy muy tranquilo hemos actuado en el marco de la ley y evitando desgracias mayores, garantizamos como Fuerzas Armadas, no la Fuerza (Naval) por que es la que menos a actuado pero el ejercito ¡si! una transición democrática. Cuando las turbas y las revueltas pedían la instauración de un gobierno obrero campesino. Ustedes son testigos, han cubierto esas cosas en aquellos días de octubre: Y nosotros lo garantizamos, el presidente (Gonzalo) Sánchez de Lozada en la ultima reunión nos dijo ¡voy a entregar mi renuncia, me voy! (…) se fue. Nosotros no podemos quedar sin cabeza y nos presentamos al vicepresidente, era el legitimo sucesor del presidente él nos recibió en su casa ¿dijo? que el nos iba a dar ordenes en cuanto sea posesionado y como que, esa noche fue posesionado presidente (Carlos Mesa) atravéz del comandante en jefe de ese entonces, dio la orden de desactivar todo ese efectivo que estaba cuidando el palacio de gobierno, palacio legislativo, los edificios públicos alcaldía en La Paz y el alto, inmediatamente se replegaron a sus cuarteles por que demuestran nuestro actuar total y legítimamente para evitar muertos.
― ¿Usted es consiente, asume esta responsabilidad de lo que paso en septiembre y octubre de 2003, pero no están los verdaderos responsables?
―Lamento decirle que usted tiene toda la razón (…) no están los verdaderos culpables (…)
¿Deberían estar acá los verdaderos culpables?
― ¡¿Por supuesto que  sí?! para mi, una declaración de un presidente que pensó, sacando a las fuerzas armadas a las calles iba lograr imponer el orden es falso, un presidente con una mayoría de votos, que no llegaba al 22 y 23 % (…) no puede pensar siquiera en ejercitar el control activo de hecho, tiene que pensar en negociar, aliarse con los movimientos sociales. Debió haber pensado en eso, no lo hizo (…) nosotros no podíamos opinar, las fuerzas armadas no deliberan, ¿como hubiera sido?, si nosotros lo hubiésemos hecho. Diciéndole presidente esta equivocado; ¿aun así? aquel día 13 de octubre yo le solicite al señor presidente que busque una salida pacifica, ¡se lo dije!, él (presidente) me contesto que sí, él iba buscar una salida pacifica no se si lo hizo ¿o no?  Ustedes ya conocen los resultados de la realidad; ¿pero? ellos no están, el ministro de Defensa (Carlos Sánchez Berzaín) no esta. Los grupos sociales incrustados con armas de fuego, que saqueaban, robaban, que disparaban contra su propio pueblo y contra las Fuerzas Armadas ¿tampoco están? Esos están amparados en un decreto de amnistía.
¿Almirante en su criterio, quienes deberían estar en este juicio, aparte del presidente Sánchez de Lozada?
―Todos los que fueron el gabinete de “acción” del presidente Gonzalo Sánchez de Lozada, ¡deberían estar aquí! el ministro de Defensa, de Gobierno, deberían estar respondiendo y el presidente, por que ellos podían decir sí nosotros ordenamos nosotros exigimos a que saquen a las fuerza armadas a las calles, así fue, después deberían estar aquellos dirigentes sociales que ordenaron matar a su propio pueblo y disparan contra sus fuerzas armadas.
¿El presidente Evo Morales debería esta acá? 
―No he podido percatarme de su intervención, no creo que el señor presidente (Evo Morales) haya podido intervenir, según tengo entendido, él estaba en el exterior, pero si hubiese estado yo creo que hubiera estado en esos grupos sociales que protestaban en forma pacifica, ustedes saben la mayoría de los grupos sociales protestaban en forma pacifica pero en esos grupos habían incrustados con características mas extremas en sus creencias, que yo pienso de deberían ser investigados, por que ellos han disparado contra su pueblo, En octubre (2003) y contra las fuerzas armadas, ellos han seguido disparando en Cobija, Huanuni,  aquí en la Calancha (Sucre) y que seguirán actuando por que saben que están cubiertos por un decreto de amnistía, ¡esa es la forma de impunidad! Si queremos hacer un juicio justo debemos estar todos, el juicio yo considero que es justo, el tribunal nos ha amparado y no ha demostrado permanentemente su objetividad, lo que yo considero que es injusto es la acusación, por que nos toman como “chivo expiatorio” supuestamente todos los gobiernos militares desde García Mesa, Banzer y Barrientos (…). Nosotros los oficiales jóvenes nunca participamos de aquellos movimientos; estamos contrarios a eso (a golpes de estado)inclusive lo dijo el general (Marcelo) Antezana aquí cuando vino a declarar “habemos oficiales jóvenes” y yo era uno de ellos “que hemos jurado nunca mas íbamos aceptar gobierno ¡no! democráticos”, nunca más íbamos a aceptar que las fuerzas armadas se metan y rompan el proceso democrático, e ingresen a gobiernos de facto, ¡eso no va a suceder más! y no sucedió en octubre, ¿cuando pudo haber ocurrido? no sucedió después por que hubo “situaciones” con el presidente (Carlos) Meza yo era comandante en jefe, donde pudo haberse resquebrajado el sistema democrático, es un ejemplo: Con el presidente (Gonzalo) Sánchez de Lozada han visto lo que ha pasado por su intransigencia y  no saber dialogar. Pero con el presidente Mesa en circunstancias quizás no tan “graves”, sin embargo había paros en el alto, el presidente a mi me había ordenado que “ las fuerzas armadas no salen” y no salieron, que las fuerzas armadas  no iban causar ningún muerto y no lo hicieron en un año y medio de gestión, entonces eso demuestra  que las fuerzas armadas somos obedientes, eso demuestra que las fuerzas armadas no deliberamos, y nos deja a nosotros tranquilos ante este juicio, porque sabemos que cualquiera sea el veredicto, nosotros disciplinadamente lo vamos a aceptar.
 ¿Ustedes han solicitado algún tipo de apoyo  los actuales miembros de las fuerzas armadas?
―No se puede, eso es totalmente prohibido, eso se llama obstruir el juicio esta penado por la ley, no lo podemos hacer.     

Nombre completo.- Almirante de la Armada boliviana (r) Luis Alberto Aranda Granados
Comandante de la fuerza Naval (8 de agosto de 2002 a 24 de noviembre 2003.
Delito.- Autor mediato de genocidio bajo la modalidad de “masacre sangrienta”.
Sentencia.- 11 años de prisión en el penal de San Roque (Sucre)
PARA TOMAR NOTA:
La entrevista fue, en los pasillos del la Corte Suprema de Justicia durante los seis días de espera. El caso “Octubre Negro” fue de carácter privado la prensa no pudo ingresar al salón hasta el día de la audiencia solo un minuto, el caso duró 8 años. Hasta que la campanita de llamada sonó el 30 de agosto a horas 13:20. Todos tomaron sus respectivos lugares, mientras en el salón de conferencias de dicha corte, periodistas y camarógrafos, nacional e internacional, se enredaban con sus propios cables, El Presidente del Tribunal Ángel Irusta leyó en 10 minutos traicionado por sus nervios y el micrófono que no tenia buen audio mas entrecortado. ¡Histórico!              

 Texto y foto: Richard Ilimuri

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

comentarios del reportaje