viernes, 16 de septiembre de 2011

61 HORAS: Tras las huellas de Minor Vidal Huerta


Minor Vidal, esta !Vivo!

Cerca a las 17.58 del martes 6, parte de El Trompillo el vuelo de Aerocon con 9 personas a bordo, entre ellos va Minor Vidal Huerta, sentado en el ultimo asiento, a las 18.55 de ese día el piloto se comunica con el aeropuerto Jorge Henrich de Trinidad. Es el último contacto; A 10 minutos de su aterrizaje. El avión partió de el Trompillo a las 17.55 y debía aterrizar a las 18.55 en Trinidad. No lo hizo... ¿que paso? 


Aasana-Trinidad reporta la desaparición del vuelo 238 de Aerocon con 9 personas, siete pasajeros, piloto y copiloto a 10 minutos de su aterrizaje.
Al promediar las 19.30 el avión es declarado desaparecido y comienzan a buscarlo bajo las falencias de equipos de logística.

Se activan las tareas de rastrillaje durante la jornada del miércoles 7 y  jueves 8  “peinando” intensamente en la zona por cielo y tierra, se introducen en la selva beniana en búsqueda de sobrevivientes, ¿talvez un aterrizaje forsoso? luchando contra la humareda y dificulta las mismas sin obtener resultados positivos.


Al día siguiente, pescadores en Trinidad, aseguran haber visto la nave volar muy bajo y luego escuchar un fuerte ruido en el monte. Fue el punto de partida para que un equipo de rescate sobrevuele la zona. Cerca al mediodía del jueves 8 encuentran el avión a 10 Km. del aeropuerto Trinitario. Rescatan 8 cuerpos.


Los ocho cadáveres son transportados en helicóptero hasta la base naval y entregados a sus familias. ¿Pero alguien? se había cambiado de ropa, había sacado una botellita con agua y galletas al día siguiente de la tragedia para poder subsistir, y dibujo con sangre una flecha con dirección al monte y abandonando la zona del desastre herido, ¡un sobreviviente! pero los equipos desconocían su paradero.

El viernes la operación se inició a las 5.30 de la mañana, el objetivo era claro, encontrar con o sin vida al “desaparecido” la tarea no era fácil, pues el equipo de marines machete en mano, bajo el mando del capitán de la Armada boliviana Luís Johannssen Velásquez, cargaron dos lanchas, motores, agua y gasolina para iniciar la búsqueda, que hasta ese momento parecía imposible, y junto a periodistas de PAT y El Día. Tuvieron que cruzar el río Ibaré y luego caminar más de un kilómetro entre sendas hasta llegar a la orilla del la laguna Rossendy.


Las lanchas habían avanzado unos 300 metros cuando… periodistas de El Día  alertaron a sus colegas de PAT y los demás marines, que una persona solitaria en el monte levantaba la mano y agitaba una bandera para que lo vean. Ese momento todo era incertidumbre, y por la distancia, creyeron que era un cazador o pescador. A medida que avanzaban el extraño levantó sus manos al cielo, agradeció de rodillas haber salido con vida. La emoción invadió a todo el equipo cuando se le consultó si era Minor Vidal y él movió la cabeza diciendo que sí. Los marines saltaron de sus lanchas y cobijaron al sobreviviente, pidió agua para calmar su sed “tengo sedfue difícilme duele la espalda”. En el retorno al puerto improvisado, un equipo de marines le recibió con un fuerte aplauso.


Cuando debía se transportado en camilla, Minor pidió caminar a pie, el dolor insoportable de sus costillas rotas le impedía sentarse. Sus primeras palabras en entrevista fue “Todos murieron... dormí en el monte y tomé mi pis (orín) para sobrevivir” “No entendía por qué el avión volaba tan bajo. Luego hubo un fuerte golpe. No recuerdo más. Cuando desperté vi partido el avión”,  Todos gritaban… yo les decía que tengan fe en Dios… que él nos iba a ayudar…” “Todos se quedaron callados, y al día siguiente me di cuenta que todos murieron” según su relato. En el trayecto, por su valentía de sobrevivencia, recibió una chamarra militar y gorro de marino. Hizo trasbordo en dos lanchas para llegar a Loma Suárez, donde lo esperaba un equipo de Bomberos, pero los mismos rescatistas lo llevaron al hospital Cossmil, Trinidad. Bajo una llovizna que cayó ese día  “milagro nada más que eso”.

Minor Vidal Huerta 33 años paso 61 horas a la intemperie deambulo tres dias un kilómetro, paso una noche dentro el avión y otra a orillas de la laguna Rossendy donde fue rescatado. Minor Vidal Huerta esta ¡VIVO!

Datos

EL AVION
FAIRCHILD METROLINER III

Estos modelos solo tienen capacidad máxima para 2 tripulantes y 22 pasajeros.
Las medidas de estas aeronaves son de 12,85 mts de longitud y 5,13 mts de alto.
Peso máximo tienen que tener de carga para un despegue alrededor de 6.400 kg.
Alcanzan como media operativa los 460 km/h y 285 mph, en sus vuelos regulares.
Puede elevarse hasta los 9.500 metros sobre tierra y a 31.000 pies de altitud.
Este modelo es usado por las Fuerzas Armadas de varios países de Latinoamérica y EEUU.


CASOS SIMILARES

13 octubre 1972. El vuelo 571 de la Fuerza Aérea Uruguaya, se estrella en la cordillera de los Andes, con 40 pasajeros y cinco tripulantes. Después de 72 días solo pudieron rescatar a 16. Hicieron libros y películas del hecho.

2 junio 1980. El ex-presidente Jaime Paz Zamora, en ese entonces candidato a la vicepresidencia por la UDP,  fue el único sobreviviente. Junto a él viajaban varios líderes de ese partido. La nave era propiedad de Luís Arce Gómez.

21 enero 2005. Una aeronave de la empresa Amazonas, en la que viajaban el empresario y político Samuel Doria Medina, representantes del BID y algunos periodistas, cayó a 160 kilómetros de La Paz. Todos salieron ilesos.

Minor Vidal Huerta (35), uno de los nueve ocupantes del avión que se estrelló el martes en el beni fue encontrado vivo. Con algunos golpes en la cabeza y rostro, fue rescatado.

Texto:Richard Ilimuri
Foto: Internet

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

comentarios del reportaje